Qué es y cómo bajar el colesterol

El paso de los años y nuestro estilo de vida pueden afectar negativamente a nuestra salud. Uno de los cambios más destacados que se pueden producir es en los niveles de colesterol. Seguro que a muchos de nosotros, al irnos a hacer un examen rutinario, nos ha comunicado el médico que tenemos el colesterol alto, y que lo debemos bajar, pero ¿sabemos realmente qué es el colesterol y que problemas de salud puede desencadenar unos niveles altos del mismo?

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia endógena, es decir, que nuestro propio cuerpo genera y que cumple diversas funciones, de las cuales podemos destacar las siguientes:

  • Intervenir en la formación de ácidos biliares.
  • Formación de vitamina D
  • Creación de hormonas

Diferencias entre el colesterol “malo” y colesterol “bueno”

Dentro del colesterol encontramos varios tipos, entre los que destacan el colesterol de baja densidad (LDL) y colesterol de alta densidad (HDL), más comúnmente conocidos en la calle como colesterol “malo” y colesterol “bueno”, pero, ¿por qué se les conoce de tal manera?colesterol malo

El colesterol se transporta a través de la sangre unido a una serie de proteínas,  las cuales  se encargan de distribuirlo por todo el torrente sanguíneo para que pueda cumplir sus funciones. Dentro de estas proteínas, hay unas que se encargan de dejarlo en las arterias (colesterol malo) y otras de recoger el colesterol sobrante y devolverlo al hígado, que es donde se produce (colesterol bueno).

De ahí que se denominen colesterol “malo” o “bueno”. Si tenemos un exceso de colesterol “malo” hará que dicho colesterol se quede depositado en nuestras arterias, y que el colesterol “bueno” no pueda devolverlo en su totalidad al hígado, acumulándose cada vez más con el paso del tiempo en nuestros conductos sanguíneos.

¿Qué puede desencadenar un  exceso de colesterol?

El acúmulo de colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos se denomina arterioesclerosis, la cual puede desencadenar diferentes consecuencias, de las cuales las más conocidas son infarto cerebral y de corazón.

  • infarto de miocardioInfarto cerebral, ictus o accidente cerebrovascular: los acúmulos de colesterol en las arterias cerebrales pueden llegar a desprenderse y formar trombos, los cuales taponan los vasos sanguíneos sin dejar pasar la sangre, o, rompiéndose  y produciendo una hemorragia. Estos dos hechos impide que las células cerebrales reciban nutrientes y oxígeno, y que mueran, lo que desemboca en un infarto cerebral.
  • Angina de pecho e infarto de miocardio: la angina de pecho se produce por un estrechamiento en las paredes de las arterias que alimentan el corazón, con la consecuencia de una menor llegada de nutrientes y oxígeno. Dicha angina se manifiesta por un dolor agudo en el pecho y un agotamiento excesivo al hacer esfuerzos.

El infarto de miocardio es un proceso es muy parecido al del infarto cerebral, produciéndose por una obstrucción de los vasos sanguíneos coronarios, produciendo una falta de oxígeno y nutrientes en las células del corazón y produciendo su muerte, con las consecuencias que muchos de nosotros sabemos en lo que puede desembocar.

¿Cómo reducir los niveles altos de colesterol?

Lo primero que tenemos que hacer es conocer los niveles de colesterol que tenemos. Para ello podemos acudir a nuestra farmacia de confianza o a la consulta del médico. Se pueden realizar varios tipos de análisis, pero nosotros nos vamos a centrar en el colesterol total, que es análisis más común, siendo los niveles de referencia los siguientes:

  • Normal: menos de 200 mg/dl
  • Normal-alto: entre 200 y 240 mg/dl.
  • Alto: por encima de 240ml/dl.

SI tenemos unos niveles de colesterol mayores  de 200 mg/dl tenemos que empezar a preocuparnos. Si tenemos entre 200 y 240 mg/dl ya es considerado hipercolesteloremia (una persona con 240 mg/dl tiene el doble de posibilidades de sufrir un infarto cerebral que una que tiene unos niveles de 200 mg/dl). Por ello, debemos trabajar para reducirlo.

Podemos reducirlo de varias maneras, todas ellas complementarias si  queremos bajar de verdad nuestro colesterol, las cuales son dieta, ejercicio y complementos alimenticios a base de levadura roja de arroz y omega 3.

  • Dieta: con una alimentación equilibrada, y sobre todo, evitando las grasas saturadas. Es importante el consumo de vegetales, legumbres cereales, hortalizas y fruta.comida sana
  • Ejercicio: el ejercicio aeróbico moderado (caminar, correr, natación) de 3 a 5 veces por semana ha demostrado que reduce los niveles de colesterol LDL y aumenta los niveles del HDL.
  • Levadura roja de arroz y omega 3: la levadura roja de arroz se obtiene de forma natural de una levadura que crece en el arroz, y ha demostrado que reduce de forma natural hasta un 20% del colesterol ya que reduce su formación hepática. Por otro lado, el omega 3 reduce los triglicéridos y e impide el depósito del colesterol en las arterias. En farmacia GT pensamos en tu salud y hemos elegido una selección de los mejores complementos para reducir el colesterol con la eficacia que sólo un producto de farmacia puede dar.

Si tiene unos niveles mayores de 240mg/dl, acude inmediatamente a tu médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *