Filtro

Categorías

Precio

4 € - 90 €

Cremas 

Hay 208 productos.
por página
Mostrando 1 - 12 de 208 items
Mostrando 1 - 12 de 208 items
Cremas

Cremas faciales

Las cremas  faciales son nuestras aliadas para mantener el cutis sano junto con la hidratación y una vida saludable. Omnipresentes en el mercado, su demanda ha sido tan amplia como la oferta. Con una buena crema facial en tu neceser, lograrás una perfecta armonía entre la elasticidad de tu piel y un natural proceso antiedad sin secuelas en el rostro.

Los específicos de cremas faciales varían según los efectos que quieras conseguir; existen Cremas antiarrugas, anticelulíticas, para el acné, reductoras, con retinol, con ácido hialurónico, antiestrías para el embarazo, farmacéuticas hidratantes, con colágeno, con vitamina c, reafirmantes, depilatorias, con ácido glicólico, solares,  blanqueadoras, para las pieles grasas, etc.

Para qué sirven las cremas faciales

Tras una quemadura, una herida que dejó cicatriz o una raspadura, es aconsejable aplicar crema para ayudar a la sanación cutánea. En ocasiones el frío reseca y agrieta la piel; en tales casos es imprescindible ayudar a la regeneración mediante una crema específica.

Es tan importante hidratar la piel como cuidar la transpiración. Las cremas faciales se formulan para calmar las irritaciones causadas por una alteración de epidérmica que desemboca en mayor sensibilidad ante los agentes externos. En ocasiones la piel se convierte en alérgica debido a la persistencia de la irritación, pues las capas externas de la piel se vuelven permeables ante los agentes alergizantes.

Diferentes usos de la crema

La crema facial es una de esos productos que debes tener siempre a mano, déjate aconsejar por tu farmacéutico y consigue la apropiada, ya sea crema de día, crema de noche o una combinación de crema de día y noche .

  • Una crema humectante humedece el cutis a nivel superficial y es adecuada para menores de 25 años. La crema hidratante actúa en las capas profundas de la epidermis, y se recomienda a partir de los 25 años, cuando la piel disminuye su capacidad autoregeneradora.

  • Si tienes piel grasa, busca una crema oil-free (libre de aceites). Los alcoholes desecan la piel y provocan que las glándulas sebáceas generen granitos. Las cremas con aceites esenciales, al contrario,  pueden equilibrar la piel resultar beneficiosas.

  • Los ingredientes figuran en la composición en orden de mayor cantidad a menor. Esta es una forma de diferenciar la calidad en las cremas, ya que las cremas para la cara más baratas suelen llevar en su composición los principios activos al final.

  • Las cremas faciales caducan. En cosmética empieza a contar desde de la fecha de apertura del envase. Chequea la caducidad de las cremas para evitar el uso de productos inefectivos o la aparición de alergias.

  • Crema para manchas en el cutis. El mejor tratamiento es la prevención mediante uso diario de cremas con factor de protección solar, pues el sol es el agente principal de las manchas cutáneas.

  • Tu crema para la cara debería llevar retinol. El retinol es precursor de la vitamina A y tiene múltiples propiedades cosméticas.

  • Cada cierto tiempo tenemos que cambiar de crema, porque cada época de la vida tiene necesidades diferentes, o pasamos por temporadas de estrés,  o cambiamos la alimentación y los cambios se reflejan en la piel, y nos corresponde adaptarnos a esos cambios.

  • A la hora de elegir una crema, conoce bien cuál es tu tipo de cutis. La piel del rostro se clasifica en: seca, mixta, normal, grasa y sensible.

  • Las cremas para la cara de noche, a partir de los 25 años, ya que antes que la piel es joven y no necesita cuidados, salvo que sea muy seca. Por cierto: duerme bien, porque la piel se regenera más rápidamente durante el sueño.