Consejos para tener unas uñas suaves y bonitas

Nuestras manos y, por ende, nuestras uñas son nuestra carta de presentación. Por eso es muy importante cuidarlas y mimarlas cada día. ¿Quieres unas uñas sanas, bonitas y largas? Te damos unos cuantos tips para cuidarlas.

Cuidado de las uñas: consejos prácticos

Cómo cuidar las uñas quebradizas

Si tienes las uñas quebradizas o frágiles lo primero que tienes que hacer es alimentarte bien. Toma alimentos ricos en vitamina A, B, calcio y omega 3. La levadura de cerveza, los tomates, los cereales, las zanahorias, las nueces y almendras y los pescados, los huevos y la leche serán algunos de tus aliados. No te olvides tampoco de hidratarlas para que estén más sanas y fuertes. Una buena forma es dejarlas sumergidas en aceite de oliva unos 5 minutos. Después masajea.

También puedes usar el pincel reparador de uñas de Vitry, que repara y fortalece las uñas quebradizas o estropeadas.

Si quieres darle dureza ponles unas gotas de aceite de ricino o  utilizar un endurecedor de uñas comercial sin formol. Evita morderte las uñas o meterlas en la boca. Tampoco las uses para limpiar o rascar una superficie o para abrir un envase.

Cómo evitar los hongos

Si quieres evitar los hongos en las uñas lo mejor que puedes hacer es utilizar guantes para fregar o para otras labores que impliquen el contacto con sustancias agresivas. En el caso de que ya hayan aparecido los hongos, puedes tratarlos con antifúngicos en laca o esmalte, como este de Dr. Scholl bajo prescripción médica.

No te olvides de las cutículas

Para eliminar las cutículas pon un poco de crema y deja actuar unos minutos. Tras unos minutos empuja la cutícula hacia dentro con un palito de naranjo.

Otros cuidados básicos para tus uñas

– Después de lavarte las manos, sécalas muy bien con toallas de papel y aplica una crema hidratante.

– Bebe dos litros de agua al día para mantenerlas hidratadas.

– Córtalas siempre con una tijera adecuada o un cortauñas pequeño para que no se encarnen. Es importante que las cortes siguiendo la forma de tu uña. Hazlo al salir de la ducha que es cuando las uñas están más blandas. No las cortes demasiado para que no se resequen.

– Límalas con una lima de cartón, cristal, madera o diamante y no de metal para evitar dañar la queratina. Para que el limado no resulte muy agresivo mete las manos en un barreño con agua y un poco de jabón. Da pasadas largas y suaves.

– Usa quitaesmaltes suaves sin acetona. La acetona debilita la queratina y hace que la uña se quiebre. Elige desmaquillantes con propiedades endurecedoras o hidratantes.

– Usa una base protectora antes de aplicar el esmalte.

– No te las pintes y desmaquilles más de una vez a la semana. Déjalas respirar entre aplicación y aplicación.

– ¿Tienes las uñas negras? No quites la suciedad que queda entre las uñas con la punta de la tijera o la lima. Mete las manos en agua caliente con jabón y frota con un cepillo. Si no te han quedado suficientemente limpias puedes frotar con aceite de oliva y limón.

Si sigues estos sencillos consejos veras cómo tus uñas se vuelven más fuertes y bonitas. ¡Ponlos en práctica y verás cómo funcionan!

Deja un comentario